Porqué la maternidad es nuestro mejor momento

maters-blog-porque-la-maternidad-es-nuestro-mejor-momento

Tradicionalmente relacionamos el embarazo y la maternidad con la merma de capacidades, sobre todo intelectuales. Pero la idea de que ser madre supone una pérdida de la agudeza mental parece ser solo un prejuicio, y de hecho los estudios realizados demuestran lo contrario. El embarazo, el parto y el cuidado de un nuevo ser provocan en nuestro cerebro una serie de cambios, perdurables y muy beneficiosos.

El cerebro se encuentra en uno de sus momentos más plásticos, encoge literalmente durante el embarazo para poder reestructurarse, y aumentan las conexiones neuronales en áreas como el hipocampo (centro dedicado a la memoria emocional).

En las últimas semanas de embarazo, el nivel de estrógenos alcanza un nivel varios cientos de veces superior a la media, el nivel de progesterona se multiplica por diez y el cortisol, la hormona del estrés, se duplica.

Tanto los cambios cerebrales como hormonales pueden llegar a nublar en parte algunas capacidades de la mujer durante el embarazo y el puerperio, pero todos ellos van dirigidos a conseguir un cerebro mejorado, más eficaz y centrado, que se adapte a la nueva situación.

La maternidad nos hace más inteligentes, creativas, valientes y eficientes. Además encajamos mejor el estrés, estamos más alegres, somos más agudas, más empáticas, tenemos mejor memoria, somos más sociables y estamos más motivadas.

Por supuesto, el grado en que experimentamos y percibimos estos cambios depende en gran medida de nuestra personalidad y el contexto en el que nos encontramos pero, en general, sea cual sea el área que analicemos, si es determinante para la supervivencia y el bienestar de nuestros pequeños, lo más probable es que haya mejorado.

Con ayuda del libro de Katherine Ellison, El cerebro de mamá, analizamos los atributos principales del cerebro materno, que resultan de gran utilidad tanto para criar a un bebé, como para otras muchas facetas de nuestra vida:

 

EFICACIA

Los estudios neurológicos demuestran que la capacidad de ocuparse de varias tareas a la vez es una característica innata del cerebro femenino. Al parecer, ciertas diferencias anatómicas hacen que seamos más eficaces para intercambiar información entre ambos hemisferios, captemos más información del entorno y establezcamos vínculos más complejos entre los distintos datos. De esta forma, ignoramos lo irrelevante, centramos la atención en lo fundamental y logramos un resultado óptimo en el menor tiempo posible. Cuando una mujer se convierte en madre, estas facultadas innatas se aceleran. La maternidad nos lleva a alcanzar nuestro máximo nivel de eficacia, no solo por el equilibrio alcanzado entre el estrés y las dosis de dopamina, o por el efecto de los estrógenos sobre nuestro córtex, sino también por la exigencia real del cuidado de otro ser.

 

MOTIVACIÓN Y VALENTÍA

La maternidad es como un poderoso programa de afirmación personal, puesto que crear una vida y sentir que somos capaces de protegerla nos dota de grandes dosis de entusiasmo y confianza, los dos ingredientes clave de la motivación. Sentirnos más competentes también nos hace más valientes y dispuestas a asumir nuevos desafíos. La oxitocina y la prolactina nos ayudan a mantener alejados la ansiedad y el miedo, y los cambios cerebrales que se producen parecen ser a largo plazo. Así, nos atrevemos a tomar riesgos, somos más audaces y muchas veces nuestra nueva sensibilidad impulsa un espíritu rebelde e idealista por cambiar el mundo. ¡Por eso hay tanto movimientos de “madres contra” o “madres a favor” de infinidad de causas!

 

INTELIGENCIA EMOCIONAL

El cuidado diario y la convivencia con nuestros hijos garantizan la puesta en práctica permanente de la inteligencia emocional. Habilidades como la empatía, el autocontrol, la resolución de conflictos, la comprensión no verbal, la contención, la reevaluación y el optimismo se ponen en práctica día a día, y a medida que adoptamos nuevos comportamientos y estos se repiten, dejan una huella poderosa en nuestro cerebro. Por eso no es de extrañar que los principales grupos de estudio para comprender el funcionamiento de la inteligencia emocional sean los monjes budistas y las madres…

 

RESISTENCIA

La oxitocina, segregada en grandes cantidades durante el parto y la crianza, especialmente durante la lactancia, es la principal responsable de hacernos más resistentes al estrés y, además, estos cambios podrían ser permanentes. Por una parte, la oxitocina sirve para potenciar el vínculo entre madre e hijo, pero por otra, ayuda a que estemos más tranquilas y sintamos el deseo de reforzar además nuestros vínculos sociales, hecho que repercute nuevamente en que reduzcamos aún más los niveles de estrés.

 

AGUDEZA

Experimentamos un aumento de la agudeza perceptiva, de nuestros sentidos, pero también de la capacidad de aprendizaje ante cualquier experiencia, porque la vida de nuestro bebé depende de ello, y por ello necesitamos desarrollar la capacidad de anticipar peligros o detectar amenazas con rapidez.

¿Y por qué a veces sentimos lo contrario? Porque nos han educado para que esperemos una pérdida de facultades unidas a la maternidad y por ello, cuando cometemos un error, lo justificamos con el estereotipo que conocemos.

Es más, se habla de “estereotipo condicionante” cuando el hecho de conocer dicho prejuicio te condiciona y te lleva a obtener peores resultados que si no lo conocieras. ¡Por eso es tan importante que sepamos que no es así!

Otra cosa muy distinta es que a veces, la falta de sueño (se estima que durante el primer año de la vida de un bebé, la persona que se ocupa de su cuidado pierde unas 700 horas de sueño), la sobrecarga de trabajo y tener que escuchar todos los consejos y opiniones de nuestro entorno puedan poner en jaque al cerebro más lúcido…

 

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

 

Alejandra-alma-maters

 

Alejandra Yuste
Emprendedora en serie, comunicadora y soñadora. Lo hago todo poniendo el alma y a mi manera, porque si no, me pierdo y no me encuentro. Deseo un mundo mejor.

 

 

¿Te sientes identificada con lo que lees?

Únete a maters y no te pierdas nada de lo que tenemos que contarte.

1 Comment

Post a Comment

Política de cookies

Sí, utilizamos cookies para poder ofrecerte la mejor experiencia mientras nos visitas. Si continúas navegando entenderemos que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR