Ser madre en esta galaxia o cómo ser una madre Jedi (sin spoiler)

Cuando decidimos tener un bebé tendríamos que asistir a algún tipo de formación como los cursillos prematrimoniales que hacen las personas que se casan por la Iglesia. Así estaríamos preparadas para lo que nos espera. Y no me refiero a saber qué va a pasar con nuestro cuerpo, qué cambios se van a producir en él, qué opciones de parto se adecúan a nuestras ideas, por qué tipo de crianza vamos a optar, etc, etc. No, me refiero a una buena preparación en empoderamiento femenino para enfrentarnos al lado oscuro de la medicina patriarcal. Qué miedo da ese ejército imperial con esos ginecólogos, esos pediatras, esos expertos del sueño, de la crianza. Esa sí que sería una buena formación Jedi. Un poco de tolerancia, escucha atenta, bastante paciencia, negociación, persuasión, técnicas de relajación y sólo como último recurso, ¡zas!, sacas la espada láser del empoderamiento total y le explicas al tipo que tienes enfrente que aquí decides tú. Porque hay veces que una mujer tiene que luchar.

ser-madre-en-esta-galaxia-o-como-ser-una-madre-jedi-sin-spoiler

Yo no voy a parir otra vez. Nooo, ni aunque a veces la oxitocina de la lactancia se apodere de mí y oiga una vocecilla por ahí que me dice traviesa: sí, otro más, no hay dos sin tres. Pero no, mi paciencia y mi estado físico van a dar para dos crianzas justito, justito. Ahora bien, si pariese otra vez y la situación lo permitiese, no me pillaba un ginesaurio porque es más difícil encontrar a alguien que te haga un seguimiento del embarazo razonable y respetuoso que ver entera una de las pelis de Star Wars en pleno puerperio. Así que no te dejes la espada en casa si toca revisión en las últimas semanas de tu embarazo y no quieres que te hagan un tacto. Y si ya vas a parir, préparate. No sé en otra galaxia pero en esta hay mucho Darth Vader suelto por los hospitales. Sus armas preferidas son las prisas, la oxitocina sintética y los forceps, pero sobre todo el miedo.

¿Y qué me decís de esas revisiones médicas? Vas al pediatra y te concentras para la batalla de turno. Y con su bata blanca y su aire de superioridad te dice que no le des frutos secos al niño todavía. Y cruzas los dedos debajo de la mesa para que a tu hijo no le dé por soltar que ya come pipas con cáscara. O cuando toca ver al enfermero, que empieza con darte consejos sobre alimentación complementaria y pones la cara de ignorante de turno para que no le dé un patatús porque cuando él te habla de introducir la papilla de no sé qué, tú ya andas con la paella. Y para no sacar la espada montas a la criatura en el carrito-halcón milenario y sales de la consulta rauda y veloz. Cuando vuelves por allí te hace esos test que marca el protocolo, y pregunta si la niña se pone a la pata coja o hace la pinza con los dedos mientras que ella trepa por las sillas y anda con el patinete de su hermano por la consulta. Y practicas la paciencia y la tolerancia como buena Jedi. Pero cuando la enfermera mandamás del lugar se niega a que practiques tetanalgesia a la hora de vacunar, entonces sí, entonces sacas la espada láser, la batería pesada de información acumulada y no te mueves de allí sin enchufarle la teta a la peque.

Así que ya lo sabes, empodérate. El miedo lleva hacia el Lado Oscuro y la fuerza para vencerlo está en ti.

 

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

 

maters-lola

Lola Cancio
He caminado desde el Derecho a la consultoría en igualdad. Soy bloguera pero sobre todo feminista. Me pongo las gafas violeta desde que me levanto.
www.laisladelola.es

 

¿Te sientes identificada con lo que lees?

Únete a maters y no te pierdas nada de lo que tenemos que contarte.

Responsable: Alejandra Yuste, siendo la Finalidad:envío de nuestras publicaciones y formaciones. La Legitimación:es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer Tus Derechosde Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@maters.es. Para más información consulta nuestra política de privacidad

2 Comments
  • Merche

    10 febrero, 2016 at 12:27 Responder

    Sólo un comentario, no todas las pediatras somos iguales, igual que no todas las madres somos iguales, a algunas nos toca luchar desde los dos lados.

    • Alejandra

      10 febrero, 2016 at 17:00 Responder

      Por supuesto Merche, tienes mucha razón en tu comentario y nuestro deseo no es meter a todos los profesionales en el mismo saco, ni muchísimo menos, afortunadamente!!

Post a Comment

Política de cookies

Sí, utilizamos cookies para poder ofrecerte la mejor experiencia mientras nos visitas. Si continúas navegando entenderemos que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies